Páginas vistas en total

domingo, 28 de noviembre de 2010

Más que un Bailaor: Joaquín Cortés


Joaquín Cortés (Córdoba, 22 de febrero de 1969 ) es un bailarín de flamenco y coreógrafo, nacido de una familia gitana.
De niño se va a Madrid, al barrio de Lavapiés. Comenzó sus estudios de danza en Madrid cuando tenía doce años.
En 1984, con quince años, es admitido como miembro del Ballet Nacional de España y al poco tiempo es ascendido a bailarín solista. Cortés viajó con esta compañía por muchas ciudades del mundo, bailando en teatros importantes como el Metropolitan Opera House de Nueva York y el Palacio de Congresos del Kremlin de Moscú.
Tras dejar el Ballet Nacional comienza su ascendente carrera bailando junto a reconocidas personalidades del mundo artístico de la danza, como son: Maya Plisetskaya, Silvie Guillen y Peter Schauffuss; también baila en el Festival Flamenco de Verano en Tokio, varias galas en el Lincoln Center de Nueva York y, en el ballet Don Quijote (coreografía de Vicente Nebrada) con la compañía Ballet Teresa Carreño en Caracas, Venezuela. En esta época también creó la coreografía Carmen para la Arena de Verona.

Danza Contemporánea


La danza contemporánea es un tipo de expresión artística que esta basado en la técnica del ballet clásico, y que conllevaba menor rigidez de movimientos. Es una clase de danza en la que se busca expresar, a través del bailarín, una idea, un sentimiento, una emoción, al igual que el ballet clásico, pero mezclando movimientos corporales propios del siglo XX y XXI
Esta danza es cien por ciento interpretativa, sus movimientos se sincronizan con la cabeza tratando de comunicar un mensaje.
Una característica distintiva es el uso de multimedia para acompañar las coreografías, como video e imágenes usados de fondo.
Su origen se remonta hasta finales del siglo XX y podríamos decir que ha tenido una evolución muy peculiar. En los inicios se buscaba una alternativa a la estricta técnica del ballet clásico, empezaron a aparecer bailarines danzando descalzos y realizando saltos menos rígidos que los tradicionales en el escenario. Con el tiempo, fueron apareciendo variaciones en las que la técnica clásica brillaba por su ausencia e incluso se introducían movimientos de otros estilos de baile, como movimientos aflamencados, movimientos tribales, acrobacias, contacto físico. Hoy en día, las técnicas modernas dejan paso a un torbellino de mezclas de estilos, llegandose incluso a no dejar claro a que estilo se asemeja o que patrones se siguen. Se dice que en la danza contemporánea (hoy día) "todo vale".

sábado, 27 de noviembre de 2010

Trajes de Flamencas

El traje de flamenca no mantiene normas formales establecidas, sino que es objeto de una continua renovación. Al contrario de lo que ocurre con otros trajes tradicionales, su forma cambia constantemente y, de hecho, es el único traje regional que evoluciona con la moda. Por esta razón, el estampado puede variar ligeramente según la temporada.
Su origen se remonta a la antigua feria de ganado de Sevilla y las batas que vestían gitanas y campesinas. Con el tiempo fue evolucionando hasta convertirse en elemento indispensable en la Feria de Abril y cualquier otra celebración andaluza. Seguramente el secreto de su éxito reside en que es un tipo de traje cuyo corte resalta la figura femenina
El traje va siempre acompañado de distintos complementos: mantones, flores en el pelo, pulseras, zarcillos, peinetas, peinecillos todos ellos en un amplio juego de combinaciones de colores y variantes que aumenta sus posibilidades.
Los diseños varían todos los años según las modas. Es el traje que debemos vestir si vamos a la Feria de Sevilla o a cualquier otra feria de Andalucía. Hay quien lo llama traje de faralaes, pero este término no es del todo correcto. Se complementa con mantoncillo de flecos, flores en el pelo a un lado del recogido, peinecillos y pendientes grandes. Todos los complementos deben ir en un color a juego con el vestido.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

¡Un poco de Ojos de Brujo!

Ojos de Brujo grupo español de hip hop y flamenquito, es una banda formada en Barcelona, España en 1996. Se caracteriza por la fusión de estilos, buscando los puntos de encuentro entre el flamenco con otros estilos musicales como reggae, hip hoprock y distintos estilos de música electrónica.
Los hijos de la rumba callejera y el flamenco políglota celebran la libertad, la sensualidad de la música y la riqueza del ritmo contagioso. Es el quejío del flamenco y la fiesta de la experimentación sonora. Música nómada y mestiza recorriendo las calles de las ciudades del mundo como una nave de locos, comunicando, creando y festejando. Techarí es la química que fluye en sus conciertos, Techarí es la actitud ante lo que sucede en el mundo, Techarí es la sensualidad de las cosas pequeñas. Techarí es la palabra que en lengua gitana (caló) significa Libre. Ojos de Brujo, en un lugar cualquiera del mundo siguen su camino. 

martes, 23 de noviembre de 2010

EL Flamenco: Mi pensamiento...

Todo comienza con el escenario, como vez a una bailarina? Como una mujer que simplemente hace una coreografía en un escenario? No, la verdad es que detrás de todo lo que ves en ese escenario pasan muchas cosas, desde sufrimientos, frustraciones y risas. Una bailarina dedica mucho tiempo de su vida para que tú la veas hermosa como la ves. Como sabes lo que es llorar si un día antes de tu presentación no te sabes un baile o piensas que no es para ti, una risa que sale cuando compartes con tus compañeras contándonos lo que nos paso en escenario y resulta que nadie se dio cuenta, ese lindo nervio que sientes antes de salir a hacer esos baile que con tanto esfuerzo ensayaste, o simplemente lo que casi nadie sabe que pasamos todo un día y todos los días en la academia ensayando y ensayando y a veces no nos queremos ir hasta que ese pasito tan sencillo nos salga. Como no gozar una rumba flamenca y moverte como seguro no lo habías echo y sentir una bulería que nos llena cuando la estamos haciendo; y a pesar de todo eso no hay nada mejor que salir a bailar con esa música que te encanta y todos las personas que se encuentren viéndote te aplaudan y les encante lo que hagas.

La verdad es que para mí y creo que para la mayoría de los que practican este baile desde los pequeños hasta grandes El Flamenco, es un baile apasionante, fuerte, emocionante y definitivamente hechicero.

lunes, 22 de noviembre de 2010

La unión del flamenco

Por primera vez en mucho tiempo no hay críticas ni puñaladas traperas en ese gran olivar de romancero gitano que es el orbe flamenco. Todo lo contrario: abunda la alegría por que su arte ha obtenido el mayor reconocimiento mundial al que podía aspirar: la declaración de la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Se trata de la confirmación de que el flamenco dejó hace tiempo el mundo atrabiliario de las tabernas para doctorarse en los principales templos culturales de todo el mundo. Las grandes estrellas de la música llevan tiempo rindiéndose a la genialidad de Paco de Lucía y en el universo de la danza ocupa un lugar destacado la figura de Pilar López sin ir muy lejos.
Reconocimientos como el de la Unesco unen a esas grandes estrellas del género con figuras anónimas que buscan fama por los festivales; con flamencos cabales que cruzan España entera para llegar a tiempo a una actuación en Jerez, Utrera o La Unión; o con el aficionado que en la paz de su casa se emociona con Antonio Mairena, Menese, Sanlúcar o Pencho Cros. El flamenco unido, por fin. ¡Quién lo diría!.
Este panorama no es casual. El flamenco atraviesa su mejor momento porque tiene artistas muy profesionales, capaces de cuidarse como no lo hacían los de antaño, y con inquietudes intelectuales que les llevan al estudio continuo y a la evolución. La espontaneidad perdida en el tránsito de la taberna al teatro ha sido ampliamente superada por la calidad no exenta de sentimiento, de pellizco, la madre del cordero.
De ahí que los aficionados gocen de la mejor escena flamenca que haya habido jamás en España, con una pléyade de estrellas de fama internacional, un montón de jóvenes figuras que crean afición y una prometedora generación de cantaores, bailaores y tocaores que maman el arte de los clásicos para adaptarlo a su tiempo.
Apenas quedan fraguas y minas. Y ahora trilla John Deere donde queda campo. Pero el alma encuentra también en esta época angustias y alegrías que mantienen el flamenco más digno que nunca.